Cine

¿Qué es la escenografía y cómo aplicarla en cualquier proyecto?

Julie Mart que es la escenografía

“Sin una buena atmósfera, no hay importantes emociones”
Julie Mart.
Directora de arte.

La escenografía es el arte y la técnica de diseño en espacios, es un conjunto resultante de elementos visuales que constituyen de forma realista, ideal o simbólica el lugar en el que se desarrolla una acción.

Hay que comprender el espacio, ningún lugar es igual a otro así pertenezcan a la misma clasificación escenotécnica (obra teatro, película, televisión). Cada espacio tiene sus propios rasgos: debemos asimilar los visuales, la altura y ancho, su aspecto, la profundidad del escenario y las distancias entre la escena y el público. ¿La sala está rodeada por muros o por personas? ¿Qué es lo que hace que un espacio cumpla la condición de escenografía?

Cuando abordamos la práctica del diseño escénico nos encontramos, como en todo proceso de diseño, unos requerimientos específicos que, a través de procesos de síntesis, nos lleva a su solución plasmada en un proyecto que equilibre lo formal, lo funcional y lo técnico. Se piensa en color, forma, en texturas para hacer cumplir la condición de escenificar un espacio.

La escenografía por lo general se utiliza para ambientar espacios cinematográficos o televisivos, proyectos audiovisuales que requieren la representación efímera del espacio, pero el potencial que tiene el hecho de recrear espacios se pierde al ser una herramienta utilizada generalmente para ese fin, pues se puede escenificar exposiciones de arte, conferencias, conciertos, videos clips musicales, la presentación de un producto, montajes en espacios públicos, youtubers, pasarelas y eventos de empresarios; todo es posible desde que conozcamos las bases paro poder hacerlo.

El color es fundamental en la escenografía, los colores dan la estética de la escena, el uso del color da la simbología, habla de los personajes involucrados en el espacio, de una obra en caso de un montaje, de un producto en caso de una marca. El color potencia el concepto, por eso es necesario saber que trasmite cada uno en lo que se conoce como psicología del color en la escenografía y cómo afecta directamente a nuestro cerebro la aplicación de determinados colores ya que desconocerlo implica que el montaje resulte en un espacio meramente decorado al gusto, pero carente de significado alguno.

Los colores cálidos: rojo, amarillo, naranja, representan la energía, pero cada uno trasmite distintas emociones:

El Amarillo: estimula el proceso mental y nervioso, transmite felicidad, un claro ejemplo lo encontramos en la película “El reino bajo la luna” de quien. Si miramos detalladamente el filme observaremos la gran presencia de colores cálidos que a nivel perceptual producen una sensación de cercanía y viveza. Muchos de ellos con gammas a los pasteles y con gran sincronización entre los exteriores y el vestuario de los personajes contrastando con momentos azules, los cuales simbolizan por el contrario la sensación de autoridad, desagrado y juicio. Cuando el azul va acompañado de tanto color cálido cambia su significado.

El Rojo: Representa la fuerza de voluntad, amor, violencia, competitividad, erotismo. Un ejemplo es el cuento de blanca nieves, donde el color rojo enmarca el amor y claramente el personaje amén de la lujuria y erotismo a través de la manzana roja.

El Naranja: Un estudio de la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR) en 2016, expuso que: “los tonos cálidos como el rojo, naranja y amarillo son vistos como provocadores de excitación”, por tanto, el color naranja es utilizado para estimular el apetito, da la sensación de lo insaciable y es utilizado en muchas marcas como McDonald’s, Burger King, Pizza Hut, etc. Que lo implementan como estrategia en la decoración de sus restaurantes y menús.

Por otro lado, tenemos los Colores fríos los cuales representan la calma, estabilidad y poder, entre esostenemos el verde, azul purpura.

El Azul: es el color que representa lo infinito, la profundidad de sentimiento y es un color concéntrico, pasivo, y unificador. En la película “Requiem por un sueño”, tenemos un claro ejemplo pues en este caso el color azul genera la profundidad insólita que atraviesan los personajes.

El Purpura: está relacionado con el poder, la creatividad y representa la búsqueda de los deseos y lo mágico. Muchos espacios infantiles deciden colocar este color evocando la fantasía a los niños para estimular la creatividad.

Teniendo en cuenta estos requerimientos básicos del color, contamos con una base para crear cualquier montaje, luego pensaremos como involucrar algunos objetos en el espacio, lo cual se conoce como ambientación de la escena. Para esto es importante que los objetos dispuestos también comuniquen acerca del concepto para el cual se hace el montaje, destacando sus formas y texturas. En cuanto a las formas, encontramos que lo curvo como círculos, óvalos y estructuras orgánicas dan sensación de locura, libertad y creatividad, ya que, por el contrario, formas rectas como líneas, cuadrados, triángulos y estructuras simétricas comunican rigidez, seriedad e intelecto.

Dentro del proceso de creación escenográfica, existe el proceso de desglose que consiste en partir de un guion designado propuesto por un autor quien incluye dentro del texto los estilos, usos y costumbres de la historia y el contexto en que se desarrolla la acción, que bien pueden reconfigurarse, ser alterados libremente o incluso hasta anularse mediante la búsqueda de acotaciones sugeridas en los personajes que no son exactamente referenciadas sino mencionadas de manera aleatoria, objetual, ambiental y gestual. Es importante saber leer la multiplicidad de subtextos que tal literatura suele proveer y de esa manera imaginar su proyección según nuestra decisión en la dimensión del objeto, la luz, el paisaje sonoro, la vestimenta y el gesto.

En conclusión, el uso de un buen diseño escenográfico jamás debe ser prescindible para cualquier campaña que implique la comunicación de una idea o un concepto cuando se requiera un montaje espacial, pues es de recordar que en tiempos de la sobresaturación visual ignorar esto, implica dejar de trasmitir una gran fuerza llamada, emociones.

JULIE MART.

Directora de arte.

Compartir: